Las Ofrendas

Las Ofrendas

Las Ofrendas

Manda a los hijos de Israel, y diles: Mi ofrenda, mi pan con mis ofrendas encendidas en olor grato a mí, guardaréis, ofreciéndomelo a su tiempo. Números 28:2 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

2 Corintios 9:7-9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

8 Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

¿Sería voluntad propia…ofrenda…generosidad, mezquindad, agradecimiento, o mala disposición…?

¿Como podría Dios ahora mismo describir la condición de nuestro corazón al momento de ofrendar?

Pastor Gabriel Minjares

0 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: